martes, 23 de diciembre de 2014

Mousse de chocolate y café

Navidad, Navidad, dulce navidad…. Aix sólo falta un día dar dar inicio a las Navidades y atiborrarse de comida y familia…. que aunque para muchos es una pequeña pesadilla a mi me encanta y disfruto como una enana estos días. Y cómo se que ya andáis liados con el menú navideño, las compras de última hora… Hoy os propongo una receta súper fácil, con pocos ingredientes y muy muy rica. Además la podéis dejar preparada en la nevera el día de antes y así ir mucho más tranquilos., ¿os lo pongo muy fácil no? jeje
Se trata de un mousse de chocolate y café, ¡¡receta express!!! Deliciosa!!!


Aquí van los ingredientes:

• 200 g de chocolate negro
• 100 ml de café instantáneo
• 4 huevos
• 2 cucharadas de azúcar glass
y para decorar lo dejo a vuestra elección: yo he utilizado chocolate rallado y almendra crocant.

1. Derretimos el chocolate junto con el café, ya sea en el microondas o en un recipiente al baño maría. 
A continuación separamos las yemas de las claras e  incorporamos las yemas una a una en la mezcla, batiendo tras cada incorporación.
2. Montamos las claras a punto de nieve, añadiendo el azúcar cuando veamos que ya se empiezan a formar picos suaves. Seguimos batiendo hasta que se acaben de montar.
3. Incorporamos las claras a la mezcla de chocolate con ayuda de una espátula en dos o tres veces, con movimientos envolventes para que no se nos desinflen las claras.
4. Introducimos la mezcla del mousse en tarrinas de cristal, vasitos… lo que queráis y tengáis más a mano. Y los metemos en la nevera. Yo los suelo dejar toda la noche. 
Al día siguiente añadimos la decoración, justo antes de servir. Yo he escogido almendras crocante y virutas de chocolate para aportar ese toque “crunch” al mousse.


Espero que os haya gustado la receta express de hoy. Pero sobre todo espero que paséis unas Felices Navidades!!! Comer, beber (sin conducir),bailar, reír, disfrutar, compartir... ser muy felices estos días!!! MUUUUUUUAAAAAA


colaboración de tendulzo en la revista Sweetmag Vol. 9 ( http://sweetmag.es/revistas/ )

Marta

jueves, 18 de diciembre de 2014

tarta de calabaza

¡Ya huele a navidad! Y la navidad en mi casa huele a empanadico de calabaza, es tradición. Por eso cuando ví esta receta de tarta de calabaza de Noemí del blog merengue y frambuesa pensé en realizarla en estos días ya que es una alternativa que me apetecía probar y así sentirme en navidad. Es una tarta muy sencilla de hacer y que preparé para acompañar a las trufas de chocolate en una comida familiar que tuve el domingo pasado. Arrasó tanto que sólo me quedo un trocito para poder fotografiarlo, ¡irresistible!




Ingredientes: 

  • 400 gramos de puré de calabaza ( Poner a asar calabaza tapada en papel de aluminio con un vasito de agua en la fuente para que el vapor ayude en el proceso)
  • 100 gramos de azúcar
  • 60 gramos de arroz redondo (sin cocer)
  • 1/2 cucharita de clavo molido
  • 1 cucharada de canela
  • 100 gramos de arándanos deshidratados ó pasas
  • 10 hojas de pasta filo
  • 100 gramos de mantequilla derretida
  • azúcar glass y canela para espolvorear.



Preparación:
 En un bol ponemos el puré de calabaza, el arroz, el azúcar, la canela, el clavo y los arándanos. Lo mezclamos todo bien y reservamos. ¡Ya tenemos el relleno listo!
Encendemos el horno para pre calentarlo a 180º y engrasamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla derretida.
Colocamos una hoja de pasta filo, la untamos con mantequilla derretida, otra hoja de pasta filo, la pincelamos con mantequilla derretida y así con 5 hojas. Recortamos un poco el exceso de pasta filo de los bordes y el resto lo doblamos hacia dentro.
Vertemos la mezcla de calabaza y distribuimos por encima. Colocamos una hoja de pasta filo cubriendo el relleno y pincelamos con mantequilla derretida; Y así con el resto de las 5 hojas. ( Igual que al principio)
En la última capa de pasta filo, la pincelamos y con la ayuda de un cuchillo realizamos cortes en vertical y horizontal cogiendo las 5 capas superiores formando rectángulos.



Horneamos hasta que se dore, aproximadamente 45 minutos, sacamos para que temple y una vez frío colocamos en una bandeja para servir. Trozo a trozo y espolvoreamos azúcar glass y canela por encima. Mmmmmmmm ¿ Ya podéis olerlo?

Una tarta especial para acompañar las largas sobremesas en familia. Además sin ninguna complicación y si la acompañáis con las trufas de chocolate como hice yo tenéis un tándem insuperable. Desterremos los productos no artesanales y ¡llenemos las navidades de momentos compartidos elaborando ricos dulces!



¡Me encanta leer vuestros comentarios no os vayáis sin dejarme uno!

Cris


Notas: La función del arroz principalmente es la de absorber el exceso de agua que elimina la calabaza, aportando además una textura muy rica.


jueves, 11 de diciembre de 2014

TUTORIAL: Modelado de Muñeco de gengibre


Ho Ho Ho... La Navidad ya se acerca y tenemos que vestir nuestro blog para la ocasión, ¿no creéis? Pues hoy nos ponemos en modo Navidad y os enseño a hacer un adorable muñeco de gengibre que pondrá el toque divertido e original a los postres que realicéis  esta Navidad. Que, ¿os animais? 

Necesitas los siguientes materiales:

Fondant de colores marrón, rojo, blanco y verde.
Cuchillo
Pegamento comestible
Pincel
Rotulador negro
Palillo
Estecas
Rodillo

1. Primero mezclamos el fondant con un poco de CMC para qué endurezca más rápido una vez lo tengamos terminado.  Hacemos una bola con el fondant marrón y luego la modelamos hasta que consigamos una forma cónica. El siguiente paso será presionar ligeramente con el dedo índice en el centro de nuestra figura para conseguir que se hunda y se asimilé a una barriga. Le dibujamos el agujero del ombligo con un palillo.


2. Para las piernas y pies partimos de una bola que cortamos en dos partes iguales y modelamos formando un cilindro. En uno de los extremos afinamos presionando ligeramente con el dedo índice y pulgar, de este modo marcaremos los pies.


3. Para los brazos partimos de una bolita de fondant que daremos forma de cono alargado tal y como se muestra en la fotografía.


4.  A continuación vamos pegando todas las partes que ya tenemos listas. En primer lugar pegamos al torso las patitas con la postura que más nos guste, y luego los brazos. E introducimos un palillo atravesando el cuerpo para que luego podamos poner la cabeza con facilidad. Luego añadimos los detalles en blanco que se muestran en la fotografía, con una tira de fondant blanco al rededor de "pies" y "manos".  Por último hacemos unas bolitas de fondant verde que pegáremos simulando unos botones.


5. El siguiente paso será hacer la cabeza de nuestro muñeco. Para ello hacemos una bola de fondant marrón y dejamos preparada una tira delgada de fondant blanco y una bolita de fondant rojo. Lo primero será colocar la nariz roja, después hacemos dos mini bolas blancas que colocáremos como ojos, pegaremos y presionaremos ligeramente con la esteca de bolillo para que se aplanen. Con el rotulador negro le dibujaremos las dos pupilas. Para la boca cogeremos un trozo del fondant blanco y haremos un churrito delegado que pegáremos a modo de sonrisa. Lo último será pegar lo que nos queda de tira blanca al rededor de toda la cabeza haciendo más o menos el dibujo que se muestra en la fotografía. 


6. Ahora haremos el bastoncillo de caramelo tan característico de Navidad. Partimos de dos cilindros delgados de color blanco y rojo, los colocamos uno junto al otro, presionamos los extremos y los enrollamos cogiendo un extremo con cada mano y girando las manos en sentido contrario. Luego lo hacemos rodar sobre una superficie plana presionando con la palma de la mano hasta que los dos colores estén perfectamente unidos. Doblamos uno de los extremos para darle forma de bastón y cortamos el sobrante.


7. Ya casi lo tenemos listo, sólo nos queda colocar la cabeza sobre el cuerpo, fijándola con pegamento y el bastoncillo de caramelo entre las dos manos.



Y así de lindo queda nuestro topper para adornar nuestros postres estas Navidades. Espero que lo disfrutéis mucho, un beso gigante!!!!!

Marta.

jueves, 4 de diciembre de 2014

trufas con avellanas


Las navidades ya están a la vuelta de la esquina y este mes de diciembre suele estar cargados de compromisos, cenas, quedadas... Por eso hoy vamos a elaborar un postre que además de estar buenísimo podemos realizarlo con anterioridad y guardarlo en el congelador. De esta manera tendremos listo un exquisito dulce para acompañar cualquier velada o café con las amigas.


 Ingredientes:
250 gramos de chocolate para postres
200 gramos de nata para montar.
50 gramos de mantequilla
1/2 ccucharadita de vainilla en pasta (opcional)
5 cucharadas de azúcar glass
Fideos de chocolate.
Avellanas tostadas


Ponemos el chocolate en un cazo partido en trozos junto a la mantequilla y llevamos al fuego a baja potencia para que se vaya derritiendo sin riesgo a quemar el chocolate.
Incluimos las cucharadas de azúcar glass y removemos hasta disolverlo en el chocolate.
Vertemos la nata y el extracto de vainilla. En realidad podemos aromatizar las trufas con la esencia o especia que nos apetezca: canela, gengibre, naranja... todo depende de vuestra preferencia. Incluso sin ningún tipo de aromatizante estarán riquísimas.
Una vez incluida la nata dejamos reposar hasta que se enfrie y guardamos en el congelador.
Cuando la mezcla esté bien fría vamos realizando bolitas con la ayuda de una cucharita e introducimos en su interior una avellana tostada. ¡Menuda sorpresa se llevarán nuestros invitados!
Hacemos así con todo el chocolate y dejamos en el congelador una hora más para que se solidifiquen bien.
Volvemos a sacar, damos forma de nuevo y rebozamos en fideos de chocolate.


Apetecen, ¿verdad? Es difícil no comerse a cucharadas la mezcla de chocolate antes de formar las trufas. Es un postre que podréis realizar con los pequeños de la casa, les encantará hacer bolitas de chocolate y otra de sus múltiples propiedades es que además es sin gluten. 
¡Nadie da más por menos!

Cris


jueves, 27 de noviembre de 2014

DIY: tutorial guirnalda navideña

Ya huele a Navidad, es pisar la calle y ver que ya hay luces iluminando las calles, los escaparates se preparan para llamar la atención y cautivar a todos con sus artículos,y en la televisión ya tenemos los típicos anuncios que nos avisan de que ya llega... y vosotros ya tenéis pensado como adornar vuestra casa?


La verdad es que yo suelo poner algún detalle pero hasta el momento ni árbol ni luces en el balcón, no me gustan mucho. Soy más de pequeños detalles handmade que aporten esa calidez de la Navidad y a su vez originalidad. Y de esto va el post de hoy, vamos a darle una salida diferente a las cápsulas de cupcakes! Seguro que tenéis por casa cápsulas que no utilizáis, de esas que compráis en un chino o otras tiendas no especializadas tras un arranque de locura y después os volvéis a reafirmar en que no sirven para nada, que se engrasan, el color se va... Vamos que para hornear son una caca y las tenéis olvidada das en un cajón. Pues ahora esas cápsulas nos vienen de perlas!



Vamos a hacer una sencilla guirnalda para adornar puertas, paredes, ventanas, árbol de Navidad... Necesitaremos:



- cápsulas de papel (en este caso yo lo he hecho con mini cápsulas de cupcakes)
- pegamento de barra
- pegatinas de estrellas
- cinta o cordel de jute
- celo de doble cara
- celo




Es un proceso súper sencillo. En primer lugar aplanamos las cápsulas contra la mesa y las doblamos por la mitad, poniendo pegamento entre ambas para que queden bien sujetas.

Volvemos a doblar por la mitad y ponemos de nuevo pegamento entre ambas partes.



Tenemos que repetir este proceso como mínimo en tres cápsulas para realizar cada arbolito.




Una vez tenemos las tres cápsulas dobladas y preparadas montamos el árbol. Para ello ponemos un trocito de celo de doble cara en la parte superior de la cápsula que hará de base del árbol, y pondremos sobre ella otra cápsula que será la segunda parte de las "ramas" del árbol. Por ultimo pondremos la última capa que hará de copa. Siempre respetando una cierta distancia entre las bases de las cápsulas para así crear el efecto a capas que queremos para nuestro árbol de Navidad.




A continuación coronaremos nuestro árbol de papel con una estrella.



Hacemos tantos arbolitos como queramos, según lo larga que queramos hacer nuestra bonita guirnalda.



Una vez los tengamos todos listos los unimos con el cordel de jute, poniendo un trocito de celo detrás de cada arbolito para que quede sujeto el cordel.





Aíx no me digáis que no queda bonita?? La mía adornara mi puerta estas Navidades, así la podrán ver todos mis vecinos y morirse de la envidia jeje.



Os ánimo a todos a hacerla, es algo original, diferente y súper fácil. A vuestros peques les encantará participar en su elaboración. Además esta misma idea os puede servir para plasmarla de forma diferente: que me decís de un arbolito como estos adornando una felicitación de Navidad? O por ejemplo si le ponéis a cada arbolito un palillo que los sujete tendréis unos topper para pasteles, cupcakes... Súper molones! Será por ideas jiji seguro que se os ocurren muchas más, pero contárnoslas eh?




Intentaremos traeros más Manualidades handmade para estas Navidades y si puede ser reutilizando cositas que tenemos por casa mejor que mejor verdad?



Espero vuestras fotos de los arbolitos adornando rincones de vuestra casa.



Un besazo.
Marta.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Magdalenas de la felicidad

No hay nada mejor que el desayuno de toda la vida, ¿ Acaso no recordais los baños en la leche que le pegabamos a las magdalenas? Yo me ponía hasta reventar, mi límite era hasta que no quedara leche... ¡Qué recuerdos, qué manera de comer sin talento y lo poco que importaba entonces! Por eso desayunar magdalenas en sinónimo de felicidad.
Así que hoy vamos con una receta de lo más sencilla versionada para que podáis saborear diferentes combinaciones y ofrecer a los peques y no tan peques el mejor desayuno.



La receta es de Xabier Barriga de su libro BOLLERÍA hecha en casa y con el sabor de siempre que ya elaboramos hace tiempo pero como están tan ricas no hemos podido resistirnos a volver a elaborarla y esta vez con otros rellenos como mermelada, chocolate, nocilla de leche... Podéis optar por mil opciones que seguro triunfarán.


Para elaborar la masa de las magdalenas seguimos las instrucciones que aparecen en este enlace. Una vez lista la masa preparamos nuestros rellenos y decoraciones que en este caso necesitaremos:

  • Mermelada de frambuesa
  • Nutella o nocilla de chocolate
  • Avellanas troceadas
  • Nocilla de leche
  • Chips de chocolate
  • Azúcar 


Precalentamos el horno a 250º.
Preparamos nuestra bandeja para cupcakes con cápsulas y procedemos a rellenar con la ayuda de una cuchara de helados  3/4 partes de su capacidad y decoramos la superficie con una cucharita de mermelada ó de azúcar... ¡y al horno!
Horneamos las magdalenas a 210º durante 15 minutos apróximadamente.

Para elaborar las magdalenas rellenas de nocilla blanca o negra, hay que rellenar casi mitad cápsula con masa, echar un poco de nocilla con la ayuda de una cucharita y terminar de rellenar la cápsula no superando los 3/4 de su capacidad y decorar con las avellanas, o los chips de chocolate o lo que se os ocurra.

Una vez catadas todas tengo que decir que mi favorita fue la de mermelada. ¡Me encantó! La de chocolate sin duda es una apuesta segura y simplemente la decorada con azúcar que no lleva ningún relleno es exquisita ya que la masa por si sola está riquísima.
Tengo ganas de volver a hacer y probar otros rellenos o versionarla con otras harinas... ¿Alguna sugerencia?



Esta receta es un clásico de sabor insuperable a cualquier marca comercial y tan sencillas y rápidas que yo si fuera vosotros me la apuntaba en el cuaderno de recetas y la elaboraba ¡todas las semanas!

Un besito a todos.
Cris